lunes, julio 02, 2018

Ceviche de caballa "sopleteada" con leche de tigre nikkei y pitahaya


Un bocado  que se sirve frío. La pitahaya aporta frescor a este ceviche de caballa que he preparado con leche de tigre nikkei, en el que se aprecia  un sutil sabor ahumado al estar su carne marcada con un soplete.
La presentación la he realizado en una hoja de Aloe Vera


Ingredientes para 4 personas

  • 4 lomos de caballa sin espinas
  • ½ pitahaya
  • sal negra de carbón (en su defecto escamas de sal) 

Ingredientes para la leche de tigre nikkei:
  • 2 g de jengibre
  • una pizca de sal
  • ½ chile
  • 1 cucharadita de mirin
  • 1cucharadita de vinagre de arroz
  • ½ cucharadita de salsa de soja
  • ½ cucharadita de aceite de sésamo
  • el zumo de dos limas
  • 2 cucharadas de zumo naranja 

Elaboración

Preparamos la leche de tigre nikkei, para ello en un bol disponemos el zumo de las limas, junto con el jengibre rallado y el medio chile. Mezclamos y dejamos reposar 10 minutos. Colamos la mezcla anterior y nos quedamos con el líquido, al que añadiremos el mirin, el aceite de sésamo, el zumo de naranja, la soja y la pizca de sal. Reservamos.
Introducimos los filetes de caballa en la leche de tigre nikkei que hemos preparado anteriormente. Dejamos macerar 30 minutos. Trasncurrido el tiempo, retiramos los filetes, los salamos, y con ayuda de un soplete, quemamos superficialmente la carne de la caballa, tan solo por el lado que no tiene piel, de este modo obtendremos un sabor un tanto ahumado, aunque la textura quedará casi cruda. Cortamos en láminas gruesas y reservamos.
Pelamos  la pitahaya con cuidado de no extraer toda la parte rosa. Cortamos en láminas  y una vez laminada cortamos en rectángulos del mismo tamaño  que los filetes de caballa. Reservamos.
Montamos el plato, para ello depositamos, de forma alternada, una lámina de caballa y una de pitahaya, siguiendo el dibujo del lomo del pescado. Disponemos una pizca de sal negra sobre la caballa y unas gotas de la leche de tigre nikkei.




1 comentario: