jueves, julio 13, 2017

Mini Club Sándwich de Plancton Marino con salmón marinado en jengibre y cítricos

La base de este mini Club Sándwich marino es un delgado y esponjoso bizcocho que he elaborado con Plancton Marino, lo que le aporta un sabor a mar realmente intenso. Entre sus capas finas láminas de salmón que he marinado con piel de naranja y limón junto a un poco de jengibre rallado,  un huevo frito de codorniz y unas semillas de sésamo tostado con wasabi. Un aperitivo divertido y sabroso que se come con los dedos en dos bocados.  


Ingredientes

  • 40 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 60 g de harina
  • 2 cucharaditas de Plancton Marino
  • un lomo de salmón fresco  sin piel y  sin espinas
  • azúcar y sal en la misma cantidad
  • ralladura de piel de naranja y limón
  • jengibre fresco rallado
  • mahonesa (200g aceite de girasol, un huevo, el jugo de ½ limón y una pizca de sal)
  • rúcula
  • huevos de codorniz
  • sésamo tostado con wasabi (semillas de sésamo y una pizca de pasta de wasabi) 

Elaboración

Para marinar el salmón, mezclamos la sal y el azúcar . Reservamos.
Disponemos el lomo de salmón en un recipiente, los frotamos con la  ralladura de piel de naranja, de limón y  un poco de jengibre rallado. Cubrimos con la mezcla de azúcar y sal, tapamos herméticamente y disponemos en el frigorífico durante 24 horas. (Si el lomo de salmón superara el ½ kilo lo dejaríamos 48 horas).
Transcurrido el tiempo  de curación, extraemos el salmón, lo limpiamos bien con un paño húmedo hasta que hayamos extraído completamente cualquier residuo. Cortamos en finas láminas y depositamos en un plato con unas gotas de aceite hasta el momento de servir.
Para las semillas sésamo tostado al wasabi, tan sólo debemos mezclar las semillas de sésamo con una pizca de pasta de wasabi, impregnamos bien las semillas con ayuda de las manos. Depositamos en una bandeja al horno forrada con papel sulfurizado, esparciendo bien las semillas. Horneamos  15 minutos aprox, con el horno precalentado a 170º hasta que las semillas estén sueltas. Dejamos enfriar.
Para elaborar la base del sándwich de Plancton Marino, separamos las claras de las yemas. Batimos las claras a punto de nieve. Reservamos.
Disponemos las yemas en un bowl con el azúcar y  batimos manualmente hasta que adquieran textura, momento en que añadimos la harina y el Plancton Marino. Incorporamos las claras montadas, con movimientos suaves y envolventes. Finalmente añadimos la mantequilla  fundida.
Precalentamos el horno a 210º, forramos la bandeja de horno con papel sulfurizado y vertimos la mezcla sobre la misma. Horneamos durante 8 minutos.
Retiramos del horno y disponemos  sobre la mesa de trabajo (junto con el papel sulfurizado) y cubrimos con un trapo húmedo durante 10 minutos.
Retiramos el trapo, damos la vuelta a la base, retiramos el papel y cortamos en cuadrados. Reservamos.
Preparamos la mahonesa, para ello disponemos los ingredientes en el baso de la batidora, introducimos el minipimer y emulsionamos. Reservamos.
Freímos los huevos de codorniz con una pizca de sal. Reservamos.
Montamos el Club Sándwich, para ello alternaremos 3 capas de la base de plancton marino,  la primera la untamos con mahonesa y añadimos unas hojas de rúcula; la siguiente la untamos en mahonesa, disponemos unas finas lonchas de salmón marinado y  el huevo de codorniz frito. Culminamos con la última base de plancton marino (que previamente hemos agujereado con un cortapastas para que puede verse la yema del huevo de codorniz). Decoramos con las semillas de sésamo tostado con wasabi.






No hay comentarios:

Publicar un comentario