viernes, 20 de julio de 2012

Pancakes con sirope de fruta de la pasión, vainilla y lima.




Un delicioso sirope,  la acidez de la fruta de la pasión y ese puntito de  lima contrastan perfectamente con el dulzor de cualquier sirope, que al aromatizarlo con la vainilla, logra aportar personalidad a estos esponjosos pancakes que he elaborado con nata agria.
Os muestro un sencillo y romántico desayuno, una nota de dulzor para desearos unos fantásticos días de vacaciones, yo ya tengo las maletas a punto de partida, con poco equipaje y muchos huecos para llenarlos de experiencias insólitas, nuevos sabores, distintas culturas, momentos de reflexión, risas aseguradas con Él....... en fin que disfrutéis mucho, nos encontramos en septiembre.




Ingredientes para el sirope:
-8 frutas de la pasión.
-100 gr de azúcar.
-100 gr de agua.
-1/2 vaina de vainilla.
 -una cucharadita de zumo de lima.



Ingredientes para 10-12 pancakes:
-150 gr de harina.
-40 gr de azúcar glasé
-1 cucharadita de bicarbonato sódico
-1 pizca de sal
-15 gr de mantequilla.
-200 gr de nata agria.
-100 gr de leche.
-2 huevos
*un poco de mantequilla para la sartén


Elaboración del sirope de fruta de la pasión, vainilla y lima:
Cortamos la fruta de la pasión  por la mitad y con ayuda de una cuchara  extraemos  su pulpa y la depositamos en un cazo junto con ½ vaina de vainilla, que previamente habremos cortado longitudinalmente para extraer sus semillas. Añadimos al cazo el agua y el azúcar,  ponemos a fuego fuerte y cuando arranque  a hervir, añadimos una cucharadita del zumo de la lima y bajamos el fuego al mínimo, dejando que se forme el sirope, tardará entre 10 y 15 minutos. Retiramos del fuego y reservamos.



Elaboración de los pancakes:
En un bowl mezclar la harina con el resto de ingredientes secos. Reservar.
En otro bowl batimos ligeramente los huevos, añadimos la nata agria, la leche y la mantequilla fundida; incorporamos los ingredientes húmedos a los secos y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.



Ponemos al fuego una sartén, disponemos en el centro ½ nuez de mantequilla y añadimos un cucharón de la mezcla de pancake; los hacemos por ambos lados y reservamos.
Finalmente, en el momento de servir, echamos sobre  los pancakes  el sirope de fruta de la pasión y vainilla.