lunes, 31 de octubre de 2011

Crujiente de merengue con caramelo.



Estos pequeños bocados de merengue seco, que crujen en cuanto los mordemos y que nos regalan un delicado caramelo de mantequilla con punto de sal, son una auténtica delicadeza.
He caído rendida a estos sutiles y etéreos dulces, fantásticos para degustar en cualquier momento.



Para el caramelo con punto de sal.

Ingredientes:
-300 gr de azúcar.
-60 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
-210 ml de nata líquida
-una pizca de sal.


Elaboración:
Calentar el azúcar en un cazo, sin dejar de remover, hasta que se disuelva y adquiera un color tostado, momento en el que empezaremos a añadir  la mantequilla troceada, poco a poco y sin dejar de remover con una cuchara de madera.
Una vez se haya agregado la mantequilla por completo, añadimos la nata líquida. Para finalizar le damos una pizca de sal. Bajamos el fuego y dejamos durante 5 minutos, sin dejar de remover.
Dejamos enfriar antes de utilizar.



Para el merengue seco.

Ingredientes:
-3 claras de huevo.
-150 gr de azúcar.
-una pizca de cremor tartaro (sirve para estabilizar las claras y que monte mejor, sino lo encontramos podemos prescindir de este ingrediente)
-unas gotas de esencia  natural de vainilla.



Elaboración:
En primer lugar precalentamos el horno al 90º, y forramos la bandeja del horno con papel sulfurizado.
Disponemos en un cazo las claras y el azúcar, llevamos al fuego y sin dejar de remover esperamos a que el azúcar se disuelva.
Con ayuda de una KichenAid o un batidor eléctrico de varillas , montamos las claras a velocidad alta, cuando empiece a formar burbujas añadimos la pizca de cremor tartaro y la esencia de vainilla, seguimos montando hasta obtener una textura bien firme.
Introducimos la mezcla en una manga pastelera, ponemos la boquilla y vamos haciendo pequeños montoncitos sobre la bandeja.
Introducimos la bandeja en la mitad inferior y horneamos durante  dos horas a 90ª.

* Para que consigamos el resultado deseado, es decir unos merengues absolutamente crujientes y sin color, es muy importante vigilar la temperatura que no exceda de los 90º.


Para montar estos dulces, tan sólo debemos untar con la crema de caramelo la parte inferior de un merengue seco y unirla con otro.

Hay que tener en cuenta que estos merengues secos deben consumirse a las pocas horas de su realización ya que su textura cambiará con el paso de las horas.


viernes, 28 de octubre de 2011

Bunt Cake chocolate


Tarde de otoño, pedacito de bundt cake de chocolate y un humeante café con leche, un plan ideal a media tarde. En este caso os muestro un sencillo y nada empalagoso Bund cake de chocolate, que sin duda habréis visto en múltiples blogs y revistas de cocina, un cake clásico americano que  a mi me encanta!

Ingredientes:
-360 gr de harina
-230 gr de mantequilla a temperatura ambiente
-380 gr de azúcar
-4 huevos a temperatura ambiente
-1 cucharada de bicarbonato sódico
-240 ml de buttermilk
-160 ml de agua
-60 gr de cacao puro (yo utilizo el de Cacao Sampaka Rojo Oscuro)
-una pizca de sal
-2 cucharaditas de esencia natural de vainilla



Elaboración:

Antes de empezar a  elaborar el Bund Cake:
1º- tener la precaución de tener a temperatura ambiente tanto los huevos como la mantequilla.
2º-si no tenemos buttermilk, podemos utilizar 240 ml de leche en un recipiente al que añadiremos una cucharada de vinagre blanco, lo dejamos reposar unos 10 minutos, mezclamos con una cuchara,  y ya tendremos lista nuestra buttermilk.
3º- tamizamos la harina, el bicarbonato y la sal. Reservamos en un recipiente.
4º-Ponemos el agua a calentar en el microondas durante un minuto y a continuación diluimos  el cacao puro en polvo, mezclamos bien, añadimos las 2 cucharaditas de esencia de vainilla y reservamos.
5º-precalentar el horno a 180º.
6º-engrasar el molde del bundt cake, en mi caso lo hago sólo con mantequilla, introduciéndola perfectamente en todas las ranuras, y extrayendo el exceso con papel absolverte.

Con ayuda de la KichenAid o un batidor eléctrico, batimos a velocidad elevada la mantequilla junto con el azúcar durante unos minutos (alrededor de 3 minutos, hasta que  adquiera una consistencia espumosa), a continuación vamos añadiendo los huevos, uno a uno, sin dejar de batir, a velocidad baja.
Una vez incorporados los huevos, añadiremos 1/3 parte de la mezcla de harina, bicarbonato y sal , alternándola  con  1/3 parte del buttermilk; y vamos alternando hasta haber incorporado totalmente  los ingredientes secos y líquidos.
Finalmente añadimos, sin dejar de batir a velocidad lenta, el cacao que tenemos  diluido en agua, junto con la esencia de vainilla.
Vertemos la mezcla en el molde e introducimos en el horno durante 60 minutos a 180º. El molde lo depositaremos sobre una rejilla, en horno medio-bajo, y encendido arriba y abajo.
Una vez horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos en el molde durante 10 minutos, para a continuación desmoldar y depositarlo sobre una rejilla hasta que se enfríe totalmente.



viernes, 21 de octubre de 2011

Chips de calabacín con especias.


¿algo para picar? unos sencillos chips de calabacín, deshidratados en el horno y aderezados con jengibre en polvo, curry, pimienta..... sin reglas preestablecidas, tan solo hay que dejar volar la imaginación y darle un "punto" especiado a estas chips hortelanas.


Un calabacín, una mandolina para conseguir unas láminas bien finas, sal y pimienta, las disponemos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, introducimos en el horno precalentado a 160º y dejamos deshidratar durante 15 minutos. 
Dejar enfriar, añadirle las especias en polvo y degustar!!!!!

viernes, 14 de octubre de 2011

Tataki de atún con maracuyá, vainilla y yogur.




Esta salsa me ha cautivado, tiene un marcado gusto ácido tanto por el yogur como por el maracuyá, que contrarresta a la perfección la  inserción de la vainilla; sin duda una salsa a tener muy en cuenta en diversos platos. En este caso he decidido combinarla con un tataki de atún. Un aperitivo para degustar en frío, sencillo, curioso y divertido.


Ingredientes:
-Atún.
-Escamas de sal
-1 maracuyá o fruta de la pasión.
-1 yogur natural.
-1/2 vaina de vainilla.
-Sal
-Pimienta.
-Hojas de menta
-Aceite.



Elaboración:
Para preparar esta salsa tan especial tan sólo debemos mezclar en un bowl el yogur, la pulpa de un maracuyá, las  semillas de la vaina de vainilla, unas hojas de menta, sal y pimienta.  Reservamos en la nevera durante 1 hora.
Marcamos el atún en una sartén a fuego fuerte durante unos segundos, evitando hacerlo en exceso para lograr que su interior quede jugoso. Lo cortamos y reservamos
Tan sólo nos queda emplatar, sirviendo los cortes de atún con unas escamas de sal y acompañándolo de una lágrima de la salsa de maracuyá, yogur y vainilla.


viernes, 7 de octubre de 2011

Rape envuelto en fruta de la pasión con salsa cítrica.




Contrastes de texturas, contrastes de sabores y un acusado punto cítrico acompañan a este rape que hoy he preparado, de nuevo aparece en mis platos salados  la fruta de la pasión,  no  me puedo resistir a este fruto exótico de tan intenso sabor.

Ingredientes: 
-1 lomo de rape.
-Sal.
-Aceite.
-Pasta brick.
-1 huevo.
- 4 Maracuyá o fruta de la pasión.
-2 limones.
-Un trozo de jengibre fresco.
-2 cucharadas de azúcar.
-Una nuez de mantequilla.
-Un poco de menta.


Elaboración:
Primero elaboraremos la salsa cítrica, con ayuda de un microplane (o cualquier rallador fino) rallamos la piel de los limones y la reservamos. 
Exprimimos los limones y ponemos el jugo al fuego junto con el azúcar y un trozo de jengibre fresco. Cuando el azúcar se haya disuelto, extraemos el jengibre y añadimos la ralladura de limón y la mantequilla. Retiramos del fuego una vez se haya fundido la mantequilla y añadimos una cucharada de pulpa de fruta de la pasión. Reservamos.
Cortamos el lomo de rape en porciones individuales, sin la espina central, salamos y marcamos en la plancha con un hilo de aceite. Doramos por todas las partes para sellar los jugos de rape, pero con la precaución de no tenerlo en el fuego demasiado tiempo ya que se acabará de hacer en el horno. Reservamos.
Cogemos una hoja de pasta brick, la pintamos con huevo batido, la partimos por la ½ y sobre una de la partes disponemos  la pulpa de la fruta de la pasión y tapamos con la otra ½ hoja de pasta brick (por el lado que está pintado con el huevo batido para que se enganchen ambas partes), debe quedarnos una forma de medio círculo.
Enrollamos el rape en la pasta brick por la base del semicírculo  y dejamos que el sobrante le caiga por encima a modo de sombrero. Ponemos en el honro, precalentado a 180º durante 6 minutos.
Disponemos la salsa cítrica en el plato, y sobre ésta el rape envuelto en crujiente de fruta de la pasión, decoramos con unas hojas de menta.

 *Esta receta está inspirada en una receta visualizada en el programa Cuines.