viernes, septiembre 30, 2011

Scones de pimienta rosa y queso parmesano.





En este caso he preparado unos scones con queso parmesano y pimienta rosa, sin ninguna complicación, pero con mucho sabor. Recientemente he descubierto estos pastelitos y me han encantado, sobretodo las versiones saladas.
Los scones se han convertido en uno de mis desayunos favoritos este verano, así que he decidido compartir esta receta, ideal en muchos momentos del día.


Ingredientes:
-280 gr de harina.
-1 saquito de levadura en polvo.
-2 cucharadita de bayas de pimienta rosa.
-3 huevos.
-1 cucharadita de sal.
-60 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
-queso parmesano.
-para acompañar:  fresas, arándanos y burrata.


Elaboración:
Precalentamos el horno a 210º.
Mezclamos la harina, la levadura, la sal, las bayas de pimienta rosa y el queso parmesano, que debemos rallar para incorporarlo a la masa. Añadimos la mantequilla y mezclamos hasta obtener una masa granulada,  cuando obtengamos una textura similar a la del pan rallado  añadimos los huevos batidos y mezclamos bien.


Ponemos papel sulfurizado sobre una bandeja que irá al horno y con ayuda de una manga pastelera vamos disponiendo montoncitos de masa del mismo tamaño. 
Pintamos con yema de huevo diluida con agua, de este modo cogerán con bonito color dorado.
Horneamos durante 15 minutos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez fríos, los podemos degustar con fresas, arándanos y un poco de queso fresco o burrata.


jueves, septiembre 15, 2011

Coulant de mozzarella y polenta sobre mosaico de remolacha, naranja y menta.




De nuevo vuelvo con mis pequeños bocados, en este caso un aperitivo de contrastes sorprendentes, tanto por gustos como por texturas. Una curiosa ensalada   de remolacha y naranja, aromatizada con menta fresca; y como colofón, una crujiente polenta envuelve un corazón fundido de mozzarella. 



Ingredientes:

-Mini mozzarellas.
-Polenta.
-1 huevo
-Harina.
-Aceite de oliva.
-Escamas de sal maldon.
-Vinagre de módena.
-Pimienta negra recién molida.
-Sal.
-Menta fresca.
-1 remolacha cocida.
-1 naranja.


Elaboración:

Salpimentamos las bolitas de mozzarella, las rebozamos en harina, después las pasamos por el huevo batido y finalmente las rebozamos en polenta.
Procedemos a congelar las bolitas de mozzarella, mínimo 20 minutos.
Para elaborar el mosaico, tan sólo debemos cortar  cubitos pequeños de remolacha y naranja, aderezarlos con un punto de sal, hojas de menta, un hilo de aceite y vinagre. Disponemos el mosaico bien sobre una cuchara de aperitivo, bien sobre cualquier superficie.
Justo en el momento en que vayamos a  servir este aperitivo, sacamos las bolitas de mozzarella del congelador y las freímos en abundante aceite caliente durante  1 minuto.
Servimos el coulant de mozzarella con unas escamas de sal maldon  sobre el mosaico.



viernes, septiembre 09, 2011

Melocotones a la pancha, burrata trufada y prosciutto San Daniele





Seguimos disfrutando de unos excelentes días de verano y a pesar de que la mayoría ya estamos inmersos en la rutina del trabajo y las obligaciones, parece como si las vacaciones no hubieran finalizado, será por el sol radiante del que disfrutamos, por las noches cálidas que siguen invitando a sentarse en las terrazas abarrotadas, o porque nos resistimos a guardar definitivamente el bikini y la toalla hasta el próximo año, será que nos gusta el verano!


No es necesario apuntar esta receta, no debo ni explicar el modo como se elabora,  porque es de una sencillez abrumadora, si bien me ha resultado fascinante la combinación de sabores de este entrante: unos melocotones rojos, pelados y marcados en la plancha, dorados por su propio azúcar, una deliciosa burrata trufada, unas finas lonchas de prosciutto San Daniele y unas hojas de rúcula, todo ello aderezado con sal maldon, aceite de oliva y una reducción de aceto balsámico di Modena,  buon appetito !!!!


sábado, septiembre 03, 2011

Club Sandwich de langosta y salsa holandesa



Poco a poco la rutina vuelve a inundar nuestras vidas, la locura de las vacaciones, los viajes exóticos, destinos lejanos y largas noches darán paso a una dulce cotidianeidad repleta de recuerdos y nuevas experiencias.
De nuevo ante el ordenador, detrás del objetivo de la cámara y entre fogones, me siento nuevamente en mi hogar y desde aquí quiero compartir este original y sabroso club sandwich de langosta y sala holandesa, elaborado con un pan de molde casero que lo convierte en una cena ideal para estas últimas noches de verano.


Ingredientes:

-4 lonchas de pan de  leche casero *
-1 langosta
-aceite.
-rúcula
-un tomate de pera, pelado.
-pimienta negra.
-sal
-250 gr mantequilla.
-dos cucharadas de limón.
-2 yemas de huevos ecológicos.



*Pan de leche


Este pan de leche es delicioso, compré el libro de Dan Lepard “hecho a mano” y la primera vez que hice este pan en casa, decidimos no volver a comprar nunca más pan de molde, la diferencia es abismal, un simple Sandwich puede convertirse en un delicioso bocado!!


Para realizarlo necesitaremos:

-500 gr de harina ecológica.
-350 ml de leche entera a temperatura ambiente.
-30 gr de Light corn syrup (o sirope de caramelo de arce)
-15 gr de levadura fresca.
-1 cucharadita y ½ de sal
-25 gr de mantequilla fundida.

Deshacemos la levadura en la leche  junto con el sirope, añadimos  a esta mezcla la harina y la sal  y amasamos hasta que se hayan unido perfectamente los ingredientes,  obtendremos una masa muy pegajosa.
Fundimos en el microondas la mantequilla y la añadimos a la mezcla anterior, mezclando bien con las manos y finalizamos introduciendo la masa en un bowl  tapándolo con film  transparente, dejamos reposar durante 10 minutos.
Extraemos la masa, nos untamos las manos con aceite y amasamos nuevamente, formamos  una bola con la masa y la introducimos nuevamente en  el bowl. Volvemos a tapar y dejamos reposar durante 10 minutos. Repetimos esta operación tres veces más.
Extraemos la masa del bowl, amasamos por última vez , boleamos e introducimos en el molde que irá al horno (que previamente habremos forrado con papel de horno). Tapamos con un paño y esperamos a que la masa duplique su tamaño.
Una vez la masa ha subido, pintamos con ayuda de un pincel la parte superior del pan con un poco de leche, e introducimos en el horno precalentado a 210º durante 15 minutos, transcurrido este tiempo bajamos el horno a 180º y horneamos durante 30 minutos más.
Sacamos el pan del horno y con cuidado lo extraemos del molde, lo ponemos sobre una rejilla hasta que se enfríe completamente . Una vez frío ya lo podemos cortar.



Elaboración del Sandwich:

Una vez tenemos nuestras lonchas de pan de molde preparadas, las reservamos y pasamos al relleno.
Para realizar la salsa holandesa, debemos clarificar la mantequilla para ello fundimos al baño maría la mantequilla, a fuego bajo y sin remover,  y conforme va formando la espuma la vamos retirando, para eliminar las impurezas. Veremos que al fondo queda el suero y sobre éste un líquido amarillento que será la mantequilla clarificada que necesitamos y que podremos extraer con ayuda de un cucharón .La reservamos.
Montaremos las  dos yemas junto con el limón, en un bowl al baño maría, con ayuda de unas varillas y cuando haya cogido volumen añadimos la mantequilla clarificada poco a poco,  finalmente añadimos la sal (Cuando elaboramos esta salsa debemos tener la precaución  de que la misma no supere los 40º).  La textura obtenida debe ser similar a la mayonesa. Reservamos.
Salamos  la langosta y la salteamos, con la cáscara, en una sartén con u trozo de mantequilla durante unos  4 minutos.
Retiramos del fuego, extraemos la carne de la langosta, que estará a medio cocción, la cortamos en rodajas, les damos otro punto de sal y marcamos en la sartén unos breves segundos con una pequeña nuez de mantequilla; debemos evitar que la carne de la langosta nos quede seca. Reservamos.
Montamos el sandwich, para ello disponemos una loncha de pan de leche, sobre éste extendemos una fina capa de salsa holandesa, unas hojas de rúcula (que previamente habremos aliñado con una pizca de sal y aceite), disponemos las rodajas de langosta, una pizca de pimienta y finalmente unas finas lonchas de tomate, cubrimos con salsa holandesa y tapamos con una loncha de pan de leche.