viernes, 29 de abril de 2011

Bombón de Panna Cotta de remolacha y jengibre.



Regreso  a mis pequeños bocados con una panna cotta salada, un aperitivo sencillo, original y visualmente  muy atractivo por el color rosado que le proporciona la remolacha. Para  jugar con la texturas he adornado  este particular  bombón con pasta kataifi, que le aportará un toque crujiente , y sal de vino.



Ingredientes:
-250 gr de remolacha cocida.
-5 gr de jengibre fresco rallado.
-1 cucharadita de sal.
-una pizca de pimienta.
-una cucharadita de aceite de oliva.
-una cucharadita de vinagre de módena.
-40 cl de nata líquida.
-3 hojas de gelatina.
-pasta kataifi (pasta griega ).
-sal de vino tinto.





Elaboración:
En primer lugar hidratamos las hojas de gelatina durante 4 minutos.
Trituramos con ayuda de un minipimer la remolacha cocida, el jengibre rallado, la nata, el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta. Introducimos  esta crema en un cazo y lo llevamos a ebullición.
Escurrimos las hojas de gelatina y las añadimos a la mezcla anterior, que previamente  debemos retirar del fuego.
Rellenamos  los recipientes, yo he utilizado unos semiesféricos de silicona y unos vasitos,  y los introducimos en  el frigorífico durante 3 horas.


Con cuidado desenrollamos la pasta kataifi y le damos la forma deseada. Introducimos en el horno sobre papel sulfurizado, precalentado a 180º durante 5 minutos. Reservamos.
Procedemos a decorar el bombón de panna cotta, para ello la extraemos del frigorífico, desmoldamos y le damos un punto de sal de vino  y culminamos con la pasta kataifi.


viernes, 22 de abril de 2011

Galletas Sablés Bretons de Pascua



Hoy no he elaborado una combinación divertida,  ni gustos exóticos con los que sorprender; simplemente os muestro unas galletitas, Sablés Bretons , en forma de un divertido conejo de Pascua. Me ha parecido una buena idea para regalar en estos días,  así que esta mañana me he puesto a amasar, cortar y envolver  galletas!!!




Ingredientes:
-150 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
-100 gr de azúcar.
-1 huevo, tamaño grande.
-250 gr de harina tamizada.
- una pizca de sal.
-Colorantes en gel.
-para dar sabor: ½ cucharadita de esencia de vainilla o ½ cucharadita de jengibre en polvo o la piel de ½ limón rallada.




Elaboración:
Mezclamos la mantequilla cortada a cuadraditos y el azúcar, con ayuda de una batidora eléctrica o KichenAid, cuando hayamos obtenido una mezcla homogénea  y cremosa, añadimos el huevo, mezclamos nuevamente e incorporamos la harina, que previamente debemos tamizar, y finalmente la sal. Una vez estén los ingredientes integrados, dividimos la masa en tres cuencos.
En cada una de las masas añadimos un ingrediente que le dé sabor: en uno la ralladura del limón, en otro el jengibre y en otro la vainilla, y añadimos a cada uno de ellos un colorante en gel distinto (con ayuda de un palillo extremos del bote un poco de gel colorante y pintamos la masa), mezclamos bien los nuevos ingredientes hasta que estén bien incorporados.
Formamos  bolas con cada una de las masas, y las envolvemos en film trasparente. Las disponemos en el frigorífico durante 3 horas.
Transcurrido este tiempo sacamos la masa del frigorífico, la  ponemos sobre un papel sulfurizado (papel de horno),  cubrimos con otro papel y, con ayuda de un rodillo que pasaremos sobre el papel, vamos aplastando la masa hasta que consigamos una lámina de pasta de un grosor aproximado de ½ centímetro.
Retiramos el papel que cubre la masa y con ayuda de un corta pastas de la forma deseada (en este caso un conejo de Pascua) vamos cortando la masa de las galletas y disponiéndolas en una bandeja de horno (sobre papel sulfurizado).
Precalentamos el horno a 170 º y horneamos durante 10 minutos.



viernes, 15 de abril de 2011

Cupcake de frambuesas y arándanos, con frosting de queso y crujiente de frambuesa.


Al morder estos cupcakes y encontrarme con la jugosidad de los arándanos y las frambuesas quedé gratamente sorprendida, quería unos pastelitos que no me quedaran extremadamente dulces y que tuvieran un punto de acidez, que en este caso le ha aportado  la fruta fresca. Contrasta genial con el frosting de queso y ese punto crujiente de la frambuesa liofilizada, además de embellecerlo, le aporta un toque distinto.
Una  merienda para la tarde de viernes que da la bienvenida a un fin de semana muy esperado ¡que lo disfrutéis!



Base del cupcake de frambuesas y arándanos:

Ingredientes: (12 unidades)
-2 + ¾  de harina.
-250 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
-2 tazas de azúcar.
-4 huevos grandes a temperatura ambiente.
-1 taza de leche
-2 cucharaditas de levadura Royal.
- 1/2  de cucharadita de sal.
-1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
-150 gr de frambuesas frescas.
-60 gr de arándanos frescos.

Elaboración:
Precalentar el horno a 180º. Preparar en un molde para magdalenas, las cápsulas de papel y reservar.
En un bowl mediano mezclamos la harina, la levadura y la sal. Reservamos.
En el bowl de la KitchenAid (o el bowl de una batidora eléctrica) ponemos la mantequilla y mezclamos hasta que ésta adquiera una textura suave; añadimos el azúcar poco a poco y seguimos mezclando con la batidora hasta obtener una mezcla esponjosa. Batimos 3 minutos. Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo bien hasta que queden totalmente integrados.
Añadimos la mezcla de la harina, en tres fases, e iremos introduciendo de forma alterna la leche, también en tres fases. Cada vez que se añade leche o harina, mezclamos bien, a velocidad baja-media, hasta que todos los ingredientes se hayan  incorporado. Finalmente incorporamos las frambuesas y los arándanos, mezclamos suavemente.
Vertimos la mezcla en las cápsulas de papel, sin sobrepasar ¾ partes de su capacidad.
Horneamos 25 minutos a 180º.
Una vez horneados,  los extraemos del molde y los ponemos sobre una rejilla hasta que se hayan enfriado totalmente.



Frosting de queso:

Ingredientes:
-500 gr de queso crema.
-1 + ½    taza de azúcar glaseé.
-125 gr de mantequilla derretida.
-Colorante en gel  (he usado Wilton, chistmas red)
-Frambuesas liofilizadas.

Elaboración:
En un bowl mezclaremos el queso crema con el azúcar glaseé, con ayuda de la KitchenAid (o un batidor eléctrico) a velocidad media-alta, hasta que adquiera consistencia.
Fundimos la mantequilla en el microondas, y la dejamos enfriar.
Bajamos la  velocidad de la KitchenAid (o batidor eléctrico) y  vamos añadiendo la mantequilla poco a poco. Una vez incorporada, subimos la velocidad a medio-alta y batimos un minuto más.
Añadimos a la mezcla una pizca de colorante en gel, y mezclamos. Introducimos la cobertura de queso en una manga pastelera, en la que previamente habremos introducido la boquilla.  Reservamos en el frigorífico.
Para obtener el crujiente de frambuesa, tan sólo debemos poner unas cuantas frambuesas liofilizadas entre dos papeles de hornear y pasar por encima del papel un rulo, de este modo obtendremos un polvo que reservaremos hasta el momento de decorar los cupcakes.



Montaje final del Cupcake: Una vez se hayan enfriado las bases de los cupcakes, tan sólo debemos decorar con el frosting de queso y espolvorear con frambuesas liofilizadas.


jueves, 7 de abril de 2011

Capuccino de calabaza al curry con coco.



Esta semana me anticipio a mi publicación de los viernes y lo hago  con otro aperitivo, me encanta elaborar pequeños caprichos, de hecho lo que más me gusta es la cocina en miniatura, y en este  caso he elaborado uno que se degusta en frío, ideal para empezar una cena de primavera con la nota exótica del curry y el coco, que tan bien combinan. Para darle un punto vistoso he utilizado sal de flores que incluye pétalos de rosa y flores de naranjo.

Ingredientes:

- ½  kilo de calabaza.
- ½ cebolla.
-1 cucharada de Crème Fraîche.
-agua
-sal.
-pimienta.
-aceite.
-agua
-1/4 de cucharadita de pasta de curry.
-200 ml de crema de coco
-1 hoja de gelatina.
-sal de flores (Sal de Ibiza)


 
Elaboración:

En primer lugar preparamos la espuma de coco, para ello debemos poner a calentar en un cazo la crema de coco, la salpimentamos y añadimos una hoja de gelatina (que previamente habremos hidratado durante 4 minutos), cuando ésta se haya disuelto,  colamos e introducimos en un sifón, colocamos la  carga y ponemos en frigorífico un mínimo de  3 horas.
Para elaborar la crema de calabaza, pelamos y cortamos en dados grandes la calabaza y la cebolla, disponemos estos ingredientes en un  cazo con aceite, salamos y dejamos a fuego  medio durante unos 5 minutos, removiendo de tanto en tanto. Antes de que se doren los ingredientes, añadimos el agua, hasta cubrir 2/3 partes y finalmente añadimos la pasta de curry. Dejamos cocer durante 25 minutos. Sacamos del fuego, trituramos, añadimos la Crème Fraìche y  la pimienta. Pasamos por un chino para obtener una crema fina. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir.
Para montar el plato simplemente, servimos la crema de calabaza, sobre ésta ponemos la espuma de coco, con la ayuda del sifón, y para finalizar ponemos una pizca de sal de flores que le dará mucha vistosidad al aperitivo.

viernes, 1 de abril de 2011

Ajoblanco de macadamia, papaya y sardina marinada con jengibre.


El ajoblanco y sus versiones, como el ajoblanco de coco, las descubrí leyendo libros del gran cocinero Dani García, y en cuanto lo probé me encantó. En esta ocasión quería darle un punto diferente al ajoblanco malagueño y para ello he decidido incorporar nueces de macadamia en la elaboración del mismo y el resultado ha sido fantástico.
Para potenciar y contrastar su sabor, lo he acompañado con unos daditos de papaya que he marcado en la plancha y con unas sardinas marinadas que tienen un sabor extraordinario, con ese puntito de jengibre. Como elemento decorativo he utilizado unas flores de borraja, que además de preciosas son comestibles.

Antes de adentrarnos en la receta quisiera agradecer a la encantadora Kako, la organizadora de la última edición del Evento PhotoBlog y a todos los miembros del jurado del Evento PhotoBlog por haberme proclamado como ganadora en la categoría “mejor foto culinaria”, junto a dos fantásticas bloggers, Virginia Sar y Pamela; podéis visualizar aquí  las fotografías del evento, es un honor lucir en el blog el logo distintivo de haber sido elegida una de mis fotografías como una de las ganadoras del Evento PhotoBlog, mil gracias a todos!



Ingredientes:

Para el ajoblanco:

-125 gr de almendras naturales (sin tostar).
-100 gr de nueces de macadamia
-1 trozo de pan del día anterior.
-1/2 diente de ajo.
-2 cucharadas de aceite de oliva virgen
-2 cucharadas de vinagre de jerez
-sal
-1/4 litro de agua fría.

-1 papaya.
-2 sardinas
-aceite oliva
-jengibre fresco
-sal
-pimienta rosa.
-sal de Hawai
-flor de borraja (comestible)



Elaboración:

Para marinar las sardinas: las limpiamos de escamas y espinas y las disponemos en un recipiente. Las bañamos en aceite de oliva, vinagre de jerez, jengibre rallado y sal. Dejamos marinar durante unas 6 horas.
Para elaborar el ajoblanco, trituramos con el túrmix las nueces de macadamia y las almendras (podemos comprarlas ya molidas) junto con ½ ajo, el pan y el agua fría. Añadimos el aceite, el vinagre y la sal y seguimos montando con el túrmix. Pasamos por el chino y reservamos en la nevera hasta el momento de servir (debe servirse muy frío).
Pelamos y cortamos la papaya en daditos, los marcamos por un lado en una plancha bien caliente durante un par de minutos y reservamos.
Montamos el plato, para ello ponemos una base de ajoblanco de macadamia, sobre éste los dados de papaya, con la parte tostada hacia arriba, dos lomos de la sardina marinada con una pizca de sal de Hawai. Finalizamos con una flor de borraja y unos granos de pimienta rosa.