viernes, 25 de febrero de 2011

Crema de guisantes con helado de queso mascarpone y trufa




Guisantes, trufa y varios productos lácteos son la base de este sopita fría, de colores vivos que continúa dando la bienvenida a los días soleados de la tan ansiada primavera.
Jamás había preparado una crema de guisantes con leche y el resultado me ha gustado  mucho más que utilizando un caldo de ave o de verduras. Se trata de una crema de gusto suave, que  con el helado que he preparado mezclando queso mascarpone y trufa, resulta muy refrescante.

Ingredientes:
-200 gr de guisantes finos.
-½ litro de leche.
-50 ml de Creme Fraiche ( o nata líquida)
-sal .
-pimienta
-aceite.
-125 gr de queso mascarpone.
-1 trufa
-aceite de trufa
-flores comestibles (pensamientos)

Elaboración:
Para preparar el helado, tan sólo debemos mezclar el queso mascarpone con una trufa rallada, añadimos una pizca de sal e introducimos en un pequeño recipiente que llevaremos al congelador durante aproximadamente un par de horas.
Saltear los guisantes con un hilo de aceite,  durante 5 minutos. Salpimentamos y reservamos en un bowl
Ponemos a calentar la leche y cuando vaya a empezar a hervir la echamos en el bowl donde tenemos los guisantes, añadimos la Creme Fraiche y trituramos con un minipimer, rectificamos de sal. Reservamos en el frigorífico.
En el momento de montar el plato, sacamos el  helado de queso mascarpone con trufa y lo dejamos a temperatura ambiente durante 5 ó 10 minutos para que podamos manejarlo. Con un par de cucharas formamos un quenelle con el helado  de queso-trufa y depositamos en el plato; posteriormente ponemos la crema de guisantes y decoramos con una o dos flores comestibles.  Para finalizar ponemos unas gotas de aceite de trufa.


viernes, 18 de febrero de 2011

Bombón de queso de cabra cubierto de fresa, mango y jengibre.





El viernes suele ser el día que me dedico a cocinar, a escribir mis recetas y compartirlas con vosotros, es un día , que si me lo permite mi trabajo, me lo tomo libre .
Esta mañana de viernes soleada, me he levantado con ganas de  elaborar un aperitivo con aires primaverales y utilizar las primeras fresas que he comprado este año. Se me ha ocurrido este  bombón de queso de cabra cubierto de fresas y mango,  con un toque de jengibre y menta, un sencillo aperitivo de gustos frescos, para dar la bienvenida a los rayos de sol que nos regala este viernes.

Ingredientes:
- 8 fresas.
-1 Mango maduro.
-Jengibre en polvo.
-Pimienta.
-Queso de cabra.
-Semillas de amapola.
-Escamas de Sal.
-Aceite oliva.
-Un poco de menta

Elaboración:
Con ayuda de un tenedor machacamos el queso de cabra (tipo rulo) al que previamente habremos sacado  la corteza y añadimos un poco de pimienta molida.
Introducimos la pasta obtenida en un molde de silicona con forma semiesférica; tapamos con papel film e introducimos en el congelador.
Pelamos y trituramos,  con ayuda de un minipimer, el mango junto con las fresas y añadimos un poco jengibre en polvo.
Cuando el queso haya cogido consistencia, lo sacamos del congelador, extraemos del molde y bañamos en la mezcla de mango y fresas.
Emplatamos el bombón,  disponemos unas escamas de sal, unas gotas de aceite de oliva, una pizca de semillas de amapola y unas hojas de menta.



domingo, 13 de febrero de 2011

Red Velvet Cupcake y una nueva imagen del blog





Tras un año de vida del blog he decidido darle una nueva imagen al espacio donde plasmo mi imaginación culinaria, para ello me puse en contacto con Blo de Capuccino Factory, http://www.capuccino-factory.com, para que me  elaborara una plantilla que se ajustara a mis necesidades, et voilà esta es la imagen renovada de Fresa&Pimienta, mil gracias Blo por tu trabajo y atención.
Para celebrarlo he elaborado unos Red Velvet Cupcake, un dulce al más puro estilo norteamericano, al que conocemos como tarta de terciopelo rojo, nombre que le viene dado por su potente color rojo. Poseída por el espíritu de San Valentín, me he lanzado a adornar este cupcake con un poco de amor, que nunca viene mal.


Ingredientes para 14 cupcakes
2 tazas y ½  de harina.
1 taza y ½ de azúcar
1 cucharadita de bicarbonato.
1 cucharadita de sal
1 cucharada de cacao puro
2 huevos a temperatura ambiente
1 taza y ½ de aceite de girasol
1 taza de buttermilk (o en su defecto, leche entera + 2 cucharadas de vinagre)
1 cucharada y ½ de colorante rojo.
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de vinagre blanco

Ingredientes pára el frosting de queso crema
500 gr  de queso crema (tipo  Philadelphia)
1 taza y ½ de azúcar glasee
125 gr de mantequilla derretida.


Elaboración Frosting de queso crema:
Introducimos en el bowl de la KitchenAid, o batidora eléctrica, el queso crema con el azúcar glasee y mezclamos a velocidad medio-alta, debemos obtener una consistencia parecida a la nata montada.
Una vez adquirida dicha consistencia, bajamos la velocidad al mínimo y añadimos la mantequilla derretida, si bien no puede estar caliente. Una vez mezclados los ingredientes subimos la velocidad a media-alta y batimos durante 1 minuto. Guardamos en la nevera hasta el momento de decorar.

Elaboración Cupcakes:
En primer lugar precalentamos en horno a 175º y preparamos los moldes de cupcake con las cápsulas de papel.
Para la elaboración de estos cupcakes debemos introducir en un bowl  la harina, el azúcar, el bicarbonato, el cacao y la sal, todo ello tamizado previamente.Reservamos.
En el bowl de la Kitchen Aid, o en el bowl de una batidora eléctrica, introducimos los huevos, el aceite, el buttermilk, el colorante rojo, el extracto de vainilla y el vinagre. Mezclamos y agregamos los ingredientes secos y batimos durante 2 minutos.
Rellenamos con la mezcla las cápsulas de papel a ¾ partes de su capacidad. Introducimos en el horno durante 25 minutos.
Dejamos enfriar sobre una rejilla y una vez fríos hacemos un pequeño ajuero sobre el cupcake , ayudándonos de una cucharita,  rellenamos con el frosting de queso y decoramos la parte superior del mismo.


martes, 1 de febrero de 2011

Sandwich crujiente de foie, praliné de avellanas y polvo de vino.





Se habla del placer de comer, pero ¿y el placer de cocinar? El placer de hacer tu propio pan con masa madre, de hacer la pasta fresca, de elaborar una sencilla focaccia, el olor de la magdalenas que se hornean en la cocina, soy una romántica, lo sé, pero me encanta sentirlo así. Algunos amigos me preguntan si en mi casa comemos siempre combinaciones tan dispares como las que cuelgo en el blog y debo decir que para nada, si bien es cierto que muy a menudo necesito dejar volar mi imaginación, probar gustos distintos, texturas que me sorprendan, crear elaboraciones atractivas, en fin la cocina es un mundo donde se puede soñar y este blog es un reflejo de mis sueños en la cocina.

Ingredientes:
-un bloque de foie mi-cuit.
-1/2 litro de vino tinto.
-125 gr de azúcar glas.
-sal maldon.
-pasta brick.
-aceite.
-praliné de avellanas: 300gr de avellanas crudas, 300 gr de azúcar, 90 gr de agua.

Elaboración:
Si no tenemos praliné de avellanas, podemos hacerlo del siguiente modo: en primer lugar debemos hacer avellanas garrapiñadas, para ello ponemos a hervir el agua y el azúcar, cuando empiece a hervir añadimos las avellanas sin dejar de remover con una espátula durante unos 5 minutos, hasta que se caramelicen. Una vez caramelizadas las extendemos en un silpat o papel de horno y dejamos enfriar. Una vez frías hay que triturarlas hasta obtener textura polvo. Reservamos.
Para realizar el soporte del sándwich crujiente cogemos una hoja de pasta brick y la cortamos en 8 rectángulos del mismo tamaño, necesitaremos 4 rectángulos para cada lado del Sandwich. Pintamos cada rectángulo de brick con aceite y disponemos una capa sobre otra, debemos tener 4 rectángulos de brick por un lado y 4 rectángulos por el otro. Ponemos sobre papel de horno y horneamos a 200º unos 5 minutos, hasta que quede dorado. Reservamos.
Para el polvo de vino, ponemos el vino en un cazo a fuego fuerte y dejamos que reduzca. Lo disponemos en una bandeja y dejamos secar. Agregamos el azúcar glas y dejamos un par de días. Cuando esté deshidratado trituramos con un molinillo de café, colamos y reservamos.
Para montar el plato, cortamos un rectángulo de foie, sobre el mismo ponemos el praliné de avellanas, lo sujetamos con las láminas de brick por ambos lados, y finalmente añadimos el polvo de vino tinto y una pizca de sal maldon.