slider

domingo, julio 17, 2016

Bao Buns de aceite de coco, salmón al vapor con lemongrass, espárragos y kimchi.



Unos bollitos cocinados al vapor, al más puro  estilo street food asiático, son los Bao Buns! he preparado estos molletes con aceite de coco, y como son tan versátiles, al  admitir multitud de rellenos, es fácil volverse fanáticos de ellos, ya que son fáciles de preparar y muy apetecibles.   En este caso los he rellenado de salmón cocinado al vapor con jengibre y lemongrass, desmigado junto a unos espárragos frescos al vapor, aceite de sésamo y el punto picante de la salsa kimchi. 



Ingredientes para 8 Bao Buns:

  • 250 gr de harina
  • 10 gr de levadura fresca
  • una cucharadita de sal
  • dos cucharaditas de azúcar
  • 90 gr de leche
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 3 cucharadas de agua tibia


  • 200 gr de salmón fresco
  • 6 rodajas  finas de jengibre fresco
  • 1 tallo de lemongrass
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • sal
  • semillas de sésamo negro
  • espárragos frescos
  • Kimchi  (una salsa coreana a base de chili, que puede adquirirse en supermercados asiáticos), si no disponemos de ella podemos sustituir por otra.


Elaboración:

Para  elaborar los bollos al vapor o Bao Buns : Diluimos la levadura fresca en el agua tibia y reservamos. En un bowl introducimos la harina, la sal, el azúcar, la leche y el aceite de coco. Incorporamos la levadura diluida en agua. Mezclamos y amasamos durante 5 minutos, la masa debe separarse fácilmente de los dedos obteniendo una consistencia homogénea y elástica. Colocamos en un bowl, la tapamos con papel film y la dejamos levar hasta que doble su volumen (en verano 1 hora es suficiente). Extraemos la masa y hacemos pequeñas bolitas de unos 50 gr. Las dejamos reposar media hora. Transcurrido el tiempo estiramos un poco la masa con ayuda de un rodillo y doblamos por mitad, introducimos un trocito de papel sulfurizado en cada una de ellas, por el doblez, para impedir que se peguen. Colocamos  los Bao Buns en trocitos de papel sulfurizado dentro de la vaporera de bambú.  Cocemos al vapor durante 10 minutos*.
Para preparar el relleno, salamos el salmón y lo colocamos sobre un trozo de papal sulfurizado junto a las rodajas de jengibre y  el tallo de lemongrass. Lo introducimos en la vaporera de bambú. Al mismo tiempo introduciremos en la vaporera los espárragos cortados por la mitad, longitudinalmente,  y les damos un punto de sal. Cocinamos al vapor durante 8 minutos.   Extraemos el salmón, lo desmigajamos, le ponemos un hilo de aceite de sésamo y reservamos.
Finalmente montamos el bocado, para ello abrimos con los dedos el bollo e introducimos  el salmón, los espárragos y un poco de salsa kimchi. Finalizamos con una semillas de sésamo negro.

*Para cocinar con la vaporera de bambú, tan solo debemos rellenar un cazo con agua, y  cuando arranque a hervir colocamos la vaporera de bambú sobre ella.



sábado, junio 18, 2016

Tortita crujiente de Plancton marino con ajoblanco de coco, bonito curado y cereza.



Una hiper crujiente tortita  de garbanzos y Plancton marino, al estilo "tortita de camarones" pero sustituyendo a éstos por el intenso sabor a mar que le aporta el Plancton. Éste es el complemento de un refrescante ajoblanco hecho a base de almendras y leche de coco, que combina perfectamente con el bonito curado y el punto dulce de la cereza.

Ingredientes:

Para la tortita crujiente de Plancton marino:
  • 40 gr de harina
  • 14 gr de harina de garbanzo
  • 300 gr de agua fría
  • 3 gr de sal
  • 1 cucharadita de Plancton marino
  • aceite de oliva

 Para el ajoblanco de coco:
  • 100 gr de almendra cruda
  • 75 gr de crema  o leche de coco (sin azúcar)
  • ½ ajo
  • 250 gr de agua
  • dos cucharadas de aceite
  • dos cucharadas vinagre de jerez
  • una pizca de sal
  • 50 gr de pan ( a poder ser del día anterior)

  • bonito curado en sal
  • cerezas
  • cebollino

Elaboración:

Para hacer la tortita crujiente: en un recipiente colocamos todos los ingredientes (agua fría, harina, harina de garbanzo, sal y plancton marino), trituramos con un túrmix. Obtendremos una sopa  muy ligera.
Ponemos una sartén con aceite a fuego fuerte. Cuando está bien caliente echamos una cucharada de la mezcla anterior. Veremos que “burbujea” . Dejamos 1-2 minutos y con ayuda de una espátula damos la vuelta y acabamos de hacer la tortita por el otro lado. Extraemos la tortita y la depositamos sobre papel absorbente para que absorba el excedente de aceite.

Para elaborar el ajoblanco de coco, trituramos con el túrmix las almendras crudas y peladas, junto con ½ ajo, el pan , el agua y la crema o leche de coco. Añadimos el aceite, el vinagre, la sal y seguimos montando con el túrmix. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir.
Deshuesamos unas cerezas y reservamos.
Cortamos unos dados de bonito curado en sal y reservamos.
Para montar el plato servimos una base de ajoblanco de coco, depositamos un dado de bonito curado,  una cereza y un poco de cebollino. Cubrimos con la tortita crujiente de Plancton marino.